Posiciones sexuales difíciles de realizar

Estamos convencidos de que las posiciones sexuales extremas fueron creadas para hacernos sentir que la gente común se siente como si estuviéramos fallando en la relación sexual y por lo tanto, la vida. Estamos todos para la aventura y la experimentación en el dormitorio, pero ¿tiene que involucrar conseguir penetrado mientras está de pie en la cabeza? Creemos que no. A menos que tengamos años para entrenar para ello. Aquí algunas de estas posiciones que lucen, rigurosamente, como maniobras de artes marciales:

El triángulo del amor

La mujer debe colocarse boca arriba en la cama o el suelo y levantar la pierna izquierda de manera que quede un ángulo de 90°, posteriormente, se coloca la pierna derecha hacia afuera, dando espacio a que la pareja se coloque en medio.

¡Sí, sí, sí!

Ella se debe acostar al borde de la cama y boca abajo, dejando caer la mitad de su cuerpo hacia el suelo (de la cadera para arriba), mientras él se coloca entre sus piernas; esta posición es difícil debido al riesgo de terminar en el suelo.

Pierna en alto

Estando de pie, uno enfrente del otro, ella debe tomarlo por la nuca y subir su pierna izquierda hasta su hombro mientras él la penetra; sin duda una posición difícil debido a la gran flexibilidad que requiere.

La V erótica

La mujer debe sentarse al borde de la mesa y él debe estar de pie enfrente de ella. Para poder comenzar el hombre debe tomarla por los glúteos mientras ella coloca sus dos piernas sobre los hombros de su pareja; una posición de acrobacias.

El remolcador

El hombre debe sentarse con las piernas cruzadas mientras ella se coloca sobre su pene y pone sus piernas alrededor de la espalda de su pareja; se toman de las manos y se recuestan ambos para hacerlo más placentero.

El acordeón erótico

Esta posición es la única que intercambia los roles; él debe recostarse sobre la espalda y flexionar sus piernas hacia los hombros mientras ella se coloca por encima en cuclillas.